La inteligencia artificial ya puede ser útil en nuestro día a día. Y no hay más que ver ChatGPT como prueba de ello. La IA generativa de OpenAI se está abriendo pasos a caminos agigantados hasta el punto de lanzar incluso una versión de pago.

Ahora bien, no hace falta irse a ese ChatGPT Plus para sacarle partido. Y es que a continuación vamos a ver diez acciones que puedes pedirle a ChatGPT gratis y desde el móvil. Si no la habías probado antes, seguro que cambias de opinión. Acceder a ello es tan sencillo como abrir su web en el navegador del móvil.

1. Nos ayuda a cocinar incluso con pocos ingredientes.

Incluso los más expertos en cocina necesitan a veces inspiración. Y ChatGPT no solo puede indicarnos recetas que no conozcamos, sino también guiarnos cuando tenemos pocos ingredientes. De hecho podemos rizar el rizo y pedirle recetas con determinados ingredientes y que se cocinen en un determinado tiempo. Y eso último es ideal si encima vamos con prisas.

2. ¿No podemos ir al gym? ChatGPT nos propone un plan de entrenamiento

Vale que si queremos algo muy avanzado y personalizado, un especialista siempre será mejor que una inteligencia artificial. Sin embargo, ChatGPT puede ser ideal para los que empiezan a practicar un determinado deporte y andan algo perdidos. Es capaz de establecer una completa rutina de ejercicios en función de nuestros parámetros.

3. Resuelve operaciones matemáticas complejas (incluso problemas)

Sí, para multiplicar, dividir y demás operaciones «tradicionales» tenemos calculadoras. Sin embargo, parte de la magia de ChatGPT en este asunto radica en que es capaz de resolver problemas complejos. Y no nos referimos solo a su utilidad aquí en el ámbito escolar, sino a problemas que nos pueden surgir en nuestra vida adulta y que nos cuesta encontrarle solución.

4. Nos saca funciones de Excel o Google Sheets en un periquete

Un poco al hilo de lo anterior, la IA de ChatGPT también puede ser útil a la hora de resolver dudas sobre qué funciones utilizar en una hoja de cálculo. Basta con que le expliquemos qué queremos hacer en el documento para que nos proponga una fórmula e incluso nos dicte paso a paso cómo aplicarla.

5. El cambio de divisas tampoco se le escapa a ChatGPT

Siendo capaz de resolver problemas matemáticos complejos, el cambio de divisas no iba a ser una carencia de ChatGPT. Así, puedes convertir cualquier moneda a euros o viceversa con solo pedírselo.

6. Mucho texto… Hazme un resumen

El meme de «mucho texto» pierde algo de sentido con ChatGPT. Y es que sí, podemos pegarle un texto larguísimo que será capaz de resumirlo. Y lo mejor de todo es que podemos pedirle que lo resuma en un número determinado de palabras. Como es evidente, a mayor longitud del resumen, mayor número de detalles obtendremos sobre el texto original.

7. Nos permite crear respuestas automáticas

Si a diario te toca responder mensajes o correos electrónicos casi de forma automática, seguro que te facilita mucho la vida y te ahorra tiempo tener que escribir siempre lo mismo. Podemos encargar a ChatGPT una o varias frases estándar con las que responder esos mensajes y así ni siquiera tener que dedicar tiempo a pensar en qué responder.

8. Si crear discursos no es lo nuestro…

Tenemos que dar una charla en el trabajo, en la universidad, en una boda, un bautizo o cualquier otro lugar. Para los nervios de ese momento de hablar en público podemos pedirle consejos a ChatGPT, aunque la verdadera miga está en que puede generarnos un discurso personalizado para cada ocasión. Solamente tenemos que darle algunos datos clave e incluso información que queremos que contenga el discurso y… voalá, nos lo dejará en bandeja.

9. Sí, también escribe tweets

Los creadores de contenido que se sustenten en redes sociales también tienen cómo sacar provecho de ChatGPT. Y es que la IA es capaz también de generar tweets sobre cualquier tema e incluso añadir emojis y hashtags que los hagan más atractivos y puedan llegar a más público.

10. Escribe poemas de tu su puño y letra

No es que vayamos a lograr borrar el legado de Federico García Lorca o Miguel Hernández, pero podemos crear poemas de todo tipo gracias a la inteligencia artificial. Podemos pedirle número de estrofas, tipos de rimas, temáticas e incluso decirle una simple palabra y que en base a ella se genere un poema. Al más puro estilo de batallas de gallos.

11. Nos organiza nuestra agenda y tareas

A ChatGPT solo le falta ejecutar nuestras tareas. Y tiempo al tiempo que no lo consiga. De momento ya es mucho que esta app sea capaz de ayudarnos en ello ofreciéndonos métodos de organización que nos puedan ser útiles e incluso organizando nuestra propia agenda si se la proporcionamos. Incluso podemos darle detalles acerca de la duración de cada una y que en base a ello nos proponga un orden determinado.

12. Nos encuentra nuevos temazos

Siempre necesitaremos alguna plataforma en la que escucharlo, pero si ya la tenemos y estamos hartos de no saber qué escuchar, podemos pedirle a ChatGPT recomendaciones para descubrir nueva música, pudiendo incluso filtrarlo por género, artista o década.

13. También es un gran descubridor de series y películas

Si descubrir nueva música a veces es un drama, lo de ponernos frente a una plataforma para elegir qué serie o peli ver lo supera. A ChatGPT le podemos pedir recomendaciones en base a un género determinado, director que figura en ella, actores y más. Incluso podemos pedirle que nos ordene de mejor a peor valoración los contenidos en los que ha participado un determinado actor.

14. Una estupenda guía de viajes

Llegar a una nueva ciudad por primera vez puede ser algo estresante. Hay muchas cosas que ver y probablemente no nos dé tiempo a verlas todas. Pues ChatGPT nos puede aconsejar sobre los mejores lugares que visitar en esa ciudad. Incluso podemos pedirle una guía algo más completa contando cuáles son los mejores momentos para visitar algunos de esos sitios.

15. La traducción es una de sus grandes virtudes

Si el viaje es a un lugar extranjero cuya lengua no dominamos, es cierto que existen herramientas adecuadas para ello, pero podemos ir preguntando definiciones y traducciones literales a cualquier idioma

16. Nos podemos volver expertos en plantas

Hay personas que, por lo que sea, no tienen mano con las plantas (no me miréis a mí). El caso es que ChatGPT puede ayudarnos a cuidar las plantas que tenemos en casa e incluso recomendarnos las mejores de acuerdo a las condiciones que tengamos en el hogar. Si tenemos jardín, terraza, si es en una sala oscura, húmeda, etc.

17. Explicaciones sobre sucesos históricos

No es que queramos hacer de menos las enciclopedias, pero ChatGPT es capaz de contar sucesos históricos en un lenguaje común y ameno, de forma que podamos saber qué ocurrió en un determinado momento de nuestra historia. De hecho, si es un tema que se nos hace muy tedioso, podemos pedirle que acorte lo máximo posible la explicación.

18. Nuestro gestor de finanzas y ahorro personal

En épocas como la actual, todo ahorro que tengamos es poco. Y podemos pedirle a ChatGPT consejos para administrar nuestras finanzas, en qué es mejor invertir, cómo podemos ahorrar en cualquier compra y más.

19. Si hace falta, también nos pone a dieta

Muy al hilo de las recetas culinarias que hablábamos en un punto anterior, ChatGPT también es capaz de crear dietas personalizadas en base a nuestras necesidades. Por ejemplo, si queremos perder peso o si queremos ganar masa corporal para tonificarnos.

20. Creación de documentos legales

Como buen generador de textos, ChatGPT también nos puede ayudar a generar documentos específicos como contratos, acuerdos legales o reclamaciones formales. Si bien es cierto que deberán ser revisados por un abogado, es un buen punto de partida para generar un borrador.

21. Un gran entretenimiento, incluso para los más peques

La capacidad de producir historias con pautas premarcadas que tiene ChatGPT puede ser un gran tirón para los más peques. Podemos pedirle que genere historias fantásticas de todo tipo con ellos de protagonistas y luego leérsela. A ellos les encantará y a nosotros nos salvará de tener que echarle imaginación en días complicados.

22. Ideal si no nos fiamos del corrector del móvil

Si tenemos que enviar un texto importante a alguien o publicarlo en alguna plataforma, que salga con faltas de ortografía no es lo mejor. Por ello podemos pasarle el texto a ChatGPT y pedirle que lo corrija. En un periquete nos mostrará el texto ya libre de erratas y faltas de ortografía que podamos haber cometido.

23. Lista de ventajas e inconvenientes

A menudo nos surgen dilemas. De hecho, tomamos miles de decisiones a diario de forma inconsciente. Hay algunas que cuestan más y en este ámbito ChatGPT nos puede ayudar a tomar la mejor decisión en base a exponer una lista de pros y contras sobre cada una de las opciones.

24. Crea juegos sencillos y divertidos desde cero

Sí, como lo lees. Puedes pedirle a ChatGPT que se invente un juego totalmente nuevo y para el que no haga falta nada material (o algo que todos tengamos). La IA nos dará todas las reglas y explicaciones del juego de forma pormenorizada.

25. También podemos jugar nosotros contra ChatGPT

Algo así como una especie de trivial. Podemos pedirle a ChatGPT que nos haga preguntas de cultura general o sobre algún tema en particular y poner así a prueba nuestros conocimientos.

Bonus track: llévate ChatGPT a WhatsApp

Si bien ChatGPT es plenamente usable vía web en móvil, existe una forma de llevarlo a WhatsApp. Se trata de recurrir al bot “God in a Box”. Este es capaz de generar conversaciones entre nosotros y la IA de OpenAI en la app de mensajería. Y aunque con limitaciones, no deja de ser algo interesante.

Solamente debemos entrar en la web de God in a Box, pulsar en Get Started y seguir los pasos indicados en pantalla para vincularlo a nuestra cuenta. En el paso final dan un número de teléfono que deberemos guardar en la agenda, abrir después el chat con el bot y pegar un enlace que nos dieron previamente. Y voalá, podremos pedirle a ChatGPT todas las acciones que comentábamos antes en WhatsApp.