Hoy en día, la duración de la batería es crucial para el uso continuo de nuestros dispositivos móviles. A medida que descargamos aplicaciones, la batería se consume más rápido, limitando nuestra experiencia con el dispositivo.

Un informe de la compañía de almacenamiento en la nube «pCloud» reveló las aplicaciones más dañinas para la batería. Entre ellas se encuentran Fitbit, Skype y Uber, con Fitbit liderando debido a sus múltiples permisos y funciones en segundo plano.

Estas aplicaciones acceden a la cámara, ubicación, micrófono y conexión Wifi, agotando la batería y la memoria del dispositivo. Desactivar los servicios de ubicación de estas aplicaciones puede ayudar a conservar la batería sin tener que eliminarlas por completo.