El gigante de la música por streaming, Spotify, confirmó la eliminación progresiva de su servicio en Uruguay a partir del 1º de enero de 2024, culminando en febrero. Esta decisión responde a la aprobación de los artículos 284 y 285 en la ley de Rendición de Cuentas, permitiendo a los intérpretes cobrar por la reproducción de música en plataformas digitales.

Los mencionados artículos, respaldados en ambas cámaras, surgen a raíz de la Sociedad Uruguaya de Intérpretes (Sudei) y podrían marcar un cambio significativo en la compensación a los artistas. Spotify argumenta destinar ya cerca del 70% de sus ingresos a discográficas y editoras, sosteniendo que cualquier costo adicional resultaría insostenible para su modelo de negocio.

La falta de claridad sobre la aplicación de estas leyes y la incertidumbre sobre quién asumirá los costos adicionales llevan a Spotify a anticipar su retirada. A través de un comunicado, la plataforma lamenta la decisión, destacando su contribución al crecimiento de la industria musical uruguaya en un 20% en 2022, generando ingresos por $40.000 millones.

La eventual salida de Spotify preocupa a la industria musical uruguaya. Rafael Aval, secretario de la CUD, expresó su inquietud afirmando que esto podría llevar al cierre y venta del catálogo al extranjero, afectando negativamente a la cadena y la industria musical. Mariano Arsuaga, gerente general de CUD, resaltó la importancia de Spotify como fuente de ingresos para músicos locales, y su ausencia podría tener un impacto significativo en la economía y sostenibilidad financiera de artistas y productores.