Samsung está tomando medidas para alertar a los usuarios de sus teléfonos en México sobre los riesgos asociados con los dispositivos adquiridos a través del mercado gris. Los mensajes enviados por la compañía advierten a los propietarios que sus dispositivos no cumplen con la normatividad y, por lo tanto, no cuentan con la garantía de Samsung. Además, se señala que el funcionamiento de estos dispositivos puede verse afectado.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha confirmado que estos productos importados para su comercialización en el mercado gris incumplen procedimientos legales esenciales, como la falta de garantía, especificaciones técnicas insuficientes, certificaciones y etiquetado que cumpla con las Normas Oficiales Mexicanas. Esta situación podría poner en riesgo la salud y la seguridad de los consumidores debido a la falta de piezas de reparación y un funcionamiento no óptimo.

Para que los usuarios puedan determinar si su teléfono fue adquirido en el mercado gris, se sugiere verificar la presencia de la etiqueta de la NOM024, que debe incluir información del importador y detalles del producto en español. Además, se recomienda verificar la garantía y asegurarse de que el portal de venta cumple con los estándares mexicanos.

Samsung aconseja a los usuarios adquirir sus dispositivos en tiendas físicas oficiales de la marca, así como en tiendas departamentales y minoristas autorizados. Esto garantiza una garantía completa y un funcionamiento adecuado en todas las redes de telefonía móvil de México, además de un acceso más rápido a las actualizaciones y la compatibilidad con las funciones específicas del mercado mexicano