Amazon apunta a la implementación de drones para entregas con un ambicioso objetivo de alcanzar la entrega de 500 millones de paquetes anuales mediante esta tecnología para fines de la década. Actualmente, la compañía está trabajando en la expansión de este servicio a más ciudades de los Estados Unidos, y tiene previsto lanzarlo en Italia y el Reino Unido a fines de 2024.

Amazon ya ha estado operando su servicio de entrega con drones durante casi un año en las ciudades de Lockeford, California, y College Station, Texas. En estas ciudades, los paquetes de hasta dos kilos pueden entregarse en una hora o menos. El vicepresidente de Prime Air en Amazon, David Carbon, destacó que han trabajado en colaboración con reguladores nacionales e internacionales, así como con grupos de la comunidad, para hacer posible la expansión de este servicio.

La compañía tiene planes de ampliar el servicio de entrega el mismo día con drones a más ciudades de los Estados Unidos a partir de mediados de 2024 y, para fines de ese mismo año, lo lanzará en ciertas áreas de Italia y el Reino Unido. Las ubicaciones específicas se revelarán en los próximos meses.

Además, Amazon anunció que también se utilizarán drones para la entrega de medicamentos prescritos a clientes elegibles en Texas en menos de 60 minutos. Este servicio es una respuesta a la alta demanda de entrega rápida de medicamentos, identificada a través de un sondeo realizado en los Estados Unidos.

La expansión de este servicio será posible gracias al uso del nuevo dron de Amazon, el MK30, que ha pasado por una serie de pruebas y está diseñado para entregar paquetes de hasta dos kilos en un plazo máximo de 60 minutos. Este dron utiliza tecnología de detección y evasión de obstáculos y está diseñado para resistir condiciones climáticas adversas, como lluvia ligera y ráfagas de viento. Durante los próximos seis meses, Amazon continuará realizando pruebas de vuelo para demostrar la fiabilidad y seguridad del MK30.