Amazon Prime Video ha anunciado una sorpresiva y significativa modificación en su modelo de servicio, en enero comenzará a mostrar anuncios en sus suscripciones, pero ¿cuánto cobrará para no verlos? Y es que de acuerdo con la plataforma, a partir del 29 de enero de 2024, implementará anuncios en sus series y películas. Este cambio, que sigue la tendencia de otros servicios de streaming luchando por la rentabilidad, ha suscitado reacciones diversas entre los suscriptores.

Para aquellos usuarios que prefieren una experiencia sin interrupciones, Amazon Prime Video ofrece una solución, una suscripción más costosa, que excluye los anuncios. A diferencia de otras plataformas que mantienen planes sin anuncios como una categoría aparte, Amazon Prime Video ha decidido incorporar la publicidad en todos sus planes actuales. Los usuarios tendrán que pagar alrededor de 3 dólares extra al mes (51 pesos) para evitar la publicidad. Esta decisión ha generado controversia entre los suscriptores, muchos de los cuales consideran que la medida es impositiva y limita las opciones al consumidor.

La incógnita que persiste para muchos es cómo esta política afectará a los usuarios en México. Inicialmente, se ha confirmado que los anuncios serán implementados en las cuentas de Estados Unidos, sin mención específica sobre su extensión a México. Sin embargo, la ausencia de un anuncio formal no descarta la posibilidad de que esta medida se extienda a los usuarios mexicanos en un futuro cercano. Dada la naturaleza global de las plataformas de streaming y las tendencias del mercado, es razonable anticipar que los anuncios podrían llegar a Amazon Prime Video México, acompañados de la opción de pagar extra para evitarlos.

La decisión de Amazon Prime Video de integrar anuncios en su servicio representa un cambio significativo en la dinámica de los servicios de streaming, reflejando los desafíos de rentabilidad y la búsqueda de nuevos modelos de ingreso. Mientras algunos usuarios podrían considerar la tarifa adicional para evitar anuncios como una solución viable, otros la ven como una imposición y han mostrado su descontento en redes sociales, tachando incluso de “absurda” estas nuevas políticas de la empresa.

La plataforma anunció que mantendrá su estructura de precios actual, consistente en una cuota mensual de 99 pesos y una membresía anual de 899 pesos. Esta decisión refleja el compromiso de la empresa por preservar la estabilidad de sus tarifas en un esfuerzo por continuar siendo una opción competitiva en el mercado.