Apple ha desplazado a Samsung como el principal fabricante mundial de teléfonos inteligentes, según revelan los resultados preliminares del informe ‘Worldwide Quarterly Mobile Phone Tracker’ de la consultora IDC. En 2023, Apple vendió 234,6 millones de unidades, un 3,7% más que el año anterior, mientras que Samsung entregó 226,6 millones, registrando un descenso del 13,6% respecto a 2022.

En términos de cuota de mercado, Apple alcanzó el 20,1% en 2023, superando a Samsung que logró un 19,4%. Las siguientes en la lista son las compañías chinas Xiaomi, Oppo y Transsion. El informe señala que la venta mundial de teléfonos inteligentes disminuyó un 3,2% en 2023, marcando el «volumen anual más bajo en una década».

A pesar de los desafíos regulatorios y la competencia en China, Apple ha destacado como el único actor en el ‘top 3’ con crecimiento positivo interanual, liderando el mercado por primera vez. La directora de investigación de IDC, Nabila Popal, atribuye el éxito de Apple a la «creciente tendencia» hacia dispositivos de alta gama y planes de financiación sin intereses.