Apple está enfocando sus esfuerzos en mejorar las gafas de realidad mixta Vision Pro, que aún no han salido a la venta. La compañía anunció este producto durante la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC 2023) y está trabajando para hacer la versión mejorada más ligera y fácil de usar. Los ingenieros de Apple están abordando el problema del peso del dispositivo actual, que ha causado incomodidad y fatiga en algunos usuarios, especialmente en el cuello y la nuca, durante un uso prolongado. Aunque se están considerando soluciones temporales, como la inclusión de una banda adicional, se espera que el problema se resuelva completamente en la versión mejorada, que podría lanzarse no antes de 2027.

Además del problema del peso, Apple está explorando formas de hacer que las gafas sean más accesibles para las personas que necesitan lentes. El modelo actual solo permite la incorporación de cristales con medida antes de la compra, pero se están investigando mejoras en este aspecto. A pesar de que las gafas Vision Pro tienen capacidades tanto de realidad aumentada como de realidad virtual, Apple también está considerando desarrollar un dispositivo dedicado exclusivamente a la realidad aumentada, lo que eliminaría la dependencia de cámaras exteriores y pantallas de realidad virtual.

A pesar de estas innovaciones, el analista de Apple, Ming-Chi Kuo, ha señalado que la producción de los nuevos Vision Pro será menor de lo esperado, con un máximo de 600,000 unidades en todo el mundo en lugar del millón proyectado. Esto se debe en parte al precio elevado de las gafas de realidad mixta, que actualmente se sitúa en 3,500 dólares. Kuo sugiere que, a menos que se reduzca el precio del Vision Pro, aumentar la producción para el año 2025 podría no ser posible. El éxito futuro del Vision Pro dependerá de cómo Apple logre convencer a los usuarios de su utilidad como dispositivo de computación espacial y no solo de la calidad de la experiencia de usuario.