Apple está preparando una actualización significativa para conmemorar los 10 años de su icónico smartwatch, que podría llevar el nombre de «Watch X», según el renombrado informante Mark Gurman.

Según informa Bloomberg, se espera que este nuevo dispositivo, proyectado para debutar entre 2024 y 2025, no solo presente un rediseño que lo haga más delgado, sino también una pantalla completamente renovada, junto con la incorporación de un monitor de presión arterial.

Novedosas correas y pantalla mejorada Gurman revela que los diseñadores de Apple están trabajando en bandas magnéticas que podrían reemplazar el diseño deslizable actual, permitiendo espacio adicional para una batería de mayor capacidad. No obstante, aún no está claro si esta innovación estará lista a tiempo para el lanzamiento del Watch X.

Este cambio tendría un impacto en la estructura del reloj inteligente, que podría presentar un perfil más delgado y una pantalla microLED, lo que potenciaría la calidad de visualización.

La próxima generación de Apple Watch se diversificará en colores El filtrador también ofrece una visión sobre los Apple Watch Series 9, programados para ser presentados en el evento de septiembre, en el que se espera que también se desvelen los nuevos modelos de iPhones.

Estos nuevos relojes inteligentes traerán consigo una variedad de colores frescos y procesadores más rápidos, siguiendo la estrategia incremental de mejoras que Apple implementa en sus dispositivos.