Bill Gates, conocido por su papel en Microsoft, ha cambiado su enfoque hacia preocupaciones ambientales y avances tecnológicos. A los 67 años, Gates ahora está persiguiendo un plan único para abordar el cambio climático: la atenuación solar. A diferencia de la representación cómica en un famoso episodio de Los Simpson, Gates está explorando la geoingeniería, un enfoque para intervenir y alterar los sistemas de la Tierra a gran escala.

El concepto implica desplegar un globo gigante lleno de 600 g de carbonato de calcio (tiza) en la estratosfera, aproximadamente a 19 km sobre la superficie de la Tierra. El propósito es dispersar la sustancia y lograr la atenuación solar, enfriando así el planeta. Más allá de los efectos inmediatos, este proyecto tiene como objetivo establecer una base de datos para respaldar estrategias futuras de mitigación del cambio climático.

¿Cuándo se Atenuará el Sol? Si bien la idea puede sonar alarmante, no es necesario preocuparse por las generaciones actuales y futuras. Se prevé que el fin del sol ocurra en unos 5 mil millones de años. En ese momento, se habrán agotado las reservas de hidrógeno y cesarán las reacciones de fusión en su núcleo. Hasta ahora, aproximadamente la mitad de su combustible de hidrógeno se ha consumido en el transcurso de unos 4.5 mil millones de años.