En un mundo digital cada vez más conectado, la seguridad cobra vital importancia. Los ciberdelincuentes utilizan diversas tácticas para acceder a nuestros dispositivos y obtener información sensible. Una de estas estrategias consiste en el uso de la cámara de nuestros móviles o portátiles para espiarnos sin nuestro consentimiento.

Existen señales que pueden indicar que tu cámara está siendo utilizada sin tu conocimiento. Por ejemplo, si la luz de la cámara se enciende sin motivo aparente o parpadea sin que la estés utilizando, es posible que estés siendo espiado. Además, si notas un funcionamiento más lento de tu dispositivo, un consumo elevado de batería o un aumento repentino en el uso de datos, podrían ser indicios de actividad sospechosa.

Para protegerte, puedes cubrir la cámara de tu portátil cuando no la estés utilizando y utilizar un antivirus para detectar posibles amenazas. También es importante revisar los permisos de las aplicaciones y desconfiar de aquellas que soliciten acceso a funciones innecesarias. Mantener la seguridad de tus dispositivos es fundamental para proteger tu privacidad en el mundo digital actual.