Detectar si tu teléfono ha sido intervenido es crucial para salvaguardar tu privacidad y seguridad. Si has notado señales sospechosas como llamadas de números desconocidos, un alto consumo de datos, o ruidos extraños durante las llamadas, es importante tomar medidas.

Para saber si tu teléfono está siendo intervenido, presta atención a señales sutiles como el consumo excesivo de datos, llamadas a números desconocidos, la presencia de aplicaciones desconocidas, un consumo inusual de batería y ruidos durante las llamadas.

Si sospechas que tu teléfono ha sido intervenido, toma medidas inmediatas para proteger tu dispositivo y tus datos. Actualiza tu sistema operativo regularmente, evita descargar aplicaciones de fuentes no confiables, instala un antivirus, no dejes tu teléfono desatendido, utiliza una contraseña de desbloqueo sólida y evita realizar procedimientos como rootear o liberar tu teléfono, ya que pueden comprometer su seguridad.

Si las sospechas persisten, considera realizar un reseteo de fábrica, pero ten en cuenta que esto eliminará todos los datos de tu dispositivo. Mantener la seguridad de tu teléfono es esencial en un mundo cada vez más conectado.