Instagram, una de las plataformas de redes sociales más populares del mundo, se encuentra en el radar de los ciberatacantes debido a su inmensa popularidad y número masivo de usuarios. Con el crecimiento exponencial de la plataforma, han surgido diversas estrategias de estafa por parte de los cibercriminales. ESET, una empresa líder en seguridad digital, ha señalado algunas claves para reconocer cuentas falsas y evitar caer en engaños.

Una de las señales más evidentes de una cuenta falsa son los seguidores falsos generados por bots, programas automatizados que inflan artificialmente el número de seguidores. Herramientas como FakeCheck y HypeAuditor son útiles para verificar la autenticidad de los seguidores. Además, los estafadores a menudo crean cuentas con nombres y logotipos similares a cuentas verificadas, utilizando técnicas como el scrapping para suplantar identidades. Los usuarios deben ser cautelosos y verificar cuidadosamente la autenticidad de las cuentas, especialmente cuando se les solicita información personal o se les ofrecen premios demasiado buenos para ser verdad. En este contexto, la vigilancia y la precaución son esenciales para protegerse contra las estafas en Instagram.