En la búsqueda constante de mejorar la conectividad hogareña, las principales compañías de telecomunicaciones están introduciendo soluciones innovadoras. Orange recientemente lanzó una aplicación para analizar la potencia del WiFi, mientras que en España, Movistar va un paso más allá con su tecnología Fibra FTTR.

La Fibra FTTR de Movistar se presenta como una solución para optimizar la conexión WiFi, abordando uno de los puntos más débiles de la fibra óptica. Su objetivo principal es asegurar una velocidad uniforme en cada rincón del hogar, superando las limitaciones de la señal WiFi, especialmente en espacios con distribución desigual.

A diferencia del canal WiFi 5G, con alcance limitado, la Fibra FTTR promete una cobertura total en toda la casa sin necesidad de repetidores. La clave de esta tecnología radica en la implementación de un cable fino e invisible, instalado sin obras, preservando la estética del hogar y eliminando la necesidad de repetidores para garantizar una conexión estable y de alta velocidad en cualquier habitación.

Las ventajas de la Fibra FTTR son evidentes: cobertura total, velocidad de hasta 1 Gbps y una instalación sin obras. Sin embargo, es esencial considerar el costo del servicio, con una cuota mensual de alrededor de 10 dólares, un cargo de alta de poco más de 120, una permanencia de 24 meses y una penalización de 100 dólares. La Fibra FTTR ya está disponible para los clientes de miMovistar y Fusión en Madrid y Barcelona desde el 4 de diciembre, presentándose como una alternativa atractiva para mejorar la conectividad sin recurrir a accesorios adicionales o cables visibles. En un mundo donde la estética es clave, la Fibra FTTR emerge como una solución tecnológica que promete revolucionar la forma en que nos conectamos en casa.