Las llamadas de telemarketing son una fuente de incomodidad constante para muchas personas. Llegan en momentos inoportunos y con frecuencia, generando molestias diarias.

Las llamadas comerciales suelen ir acompañadas de un aumento en los intentos de estafa, lo que subraya la importancia de verificar la legitimidad de los números de contacto. Es esencial evitar compartir información personal o bancaria durante estas llamadas y confirmar la identidad del interlocutor.

Sin embargo, existen métodos simples para detener estas interrupciones molestas. Aplicaciones como Truecaller permiten a los usuarios identificar el origen de las llamadas entrantes y discernir si son publicidad no deseada. Además, activar Google en algunos dispositivos, como los BQ, puede ofrecer otra solución efectiva al recibir notificaciones sobre posibles llamadas comerciales, utilizando datos de Google Maps para verificar la procedencia de los contactos.