El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha anunciado la evaluación y desarrollo de una extensa red tecnológica impulsada por inteligencia artificial, drones y sistemas autónomos en los próximos dos años. El objetivo principal de esta iniciativa es abordar las crecientes amenazas planteadas por China, según informó The Wall Street Journal. La subsecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, tiene previsto detallar más adelante en el día las capacidades aéreas, terrestres y marítimas que el Pentágono planea desplegar en este contexto.

El uso de la inteligencia artificial será fundamental para permitir que sistemas autónomos detecten y neutralicen objetivos enemigos. Esta iniciativa podría involucrar la incorporación de drones autopilotados tanto en entornos aéreos como marítimos, según lo informado por el diario. Hasta el momento, el Departamento de Defensa no ha emitido comentarios adicionales en respuesta a esta noticia.

Esta medida refleja la creciente importancia de la tecnología impulsada por inteligencia artificial en el campo de la seguridad y defensa, en un contexto de tensiones internacionales.