Un reciente informe de la Federación Mundial de Obesidad revela que la cantidad de personas con sobrepeso y obesidad en todo el mundo aumentará dramáticamente en los próximos años, y que México es uno de los países más afectados. Según el reporte, si las tendencias actuales continúan, más del 50% de la población mundial tendrá sobrepeso u obesidad para el año 2035.

Actualmente, cerca de 2.600 millones de personas en todo el mundo tienen sobrepeso u obesidad. Para el año 2035, se espera que esta cifra se eleve a más de 4.000 millones. Además, el informe indica que uno de cada cuatro personas tendrá obesidad en 2035, lo que generará un impacto económico anual de 4,3 billones de dólares.

La obesidad es un grave problema de salud pública que se asocia con una variedad de enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer. La obesidad también es un problema económico importante, ya que los costos médicos asociados con la obesidad son significativos.

El informe de la Federación Mundial de Obesidad también señala que México es uno de los países más afectados por la obesidad. Se espera que para el año 2035, el 47% de la población mexicana sea obesa, lo que representaría un impacto económico del 2,9% del PIB del país. Además, casi uno de cada tres niños en México tendría obesidad.

El informe destaca la necesidad de tomar medidas para abordar la obesidad a nivel global. Entre las recomendaciones se incluyen políticas públicas nacionales, una mejor supervisión y recolección de datos sobre la prevalencia de enfermedades y la construcción de una visión abarcadora para incluir a quienes no tienen garantizado el acceso a servicios médicos públicos.

En conclusión, la obesidad es un problema creciente en todo el mundo y México está particularmente en riesgo. Es importante tomar medidas para abordar la obesidad a nivel global y local para reducir su impacto en la salud pública y en la economía.