Un grupo de universitarios representó a la UNAM y a México en la Spaceport American Cup, logrando el quinto lugar en la categoría de mejor diseño. Su cohete, llamado Xitle, alcanza velocidades supersónicas y es resultado del trabajo del equipo Propulsión UNAM, conformado por 25 estudiantes de varias facultades.

Tecnología de combustión híbrida: El equipo de Propulsión UNAM se enfoca en el desarrollo de cohetes utilizando tecnología de combustión híbrida, una iniciativa 100 por ciento mexicana. El proyecto se originó en 2020 con el objetivo de formar científicos especializados en proyectos aeroespaciales, incluso en medio de la pandemia.

Éxito en la Spaceport American Cup: El cohete Xitle impresionó en la competencia internacional de cohetes, demostrando la capacidad y el talento de los estudiantes de la UNAM. Su quinto lugar en la categoría de mejor diseño es un logro destacado.

Colaboración interdisciplinaria: El equipo de Propulsión UNAM está compuesto por estudiantes de diversas facultades, incluyendo Ingeniería, Ciencias y Química. Esta colaboración interdisciplinaria es fundamental para el éxito del proyecto.

Inversión en la formación científica: El proyecto no solo busca destacar en competencias internacionales, sino también formar a científicos especializados en la planeación, diseño y manufactura de proyectos aeroespaciales, contribuyendo al desarrollo científico y tecnológico de México.