El constante uso del teléfono móvil conlleva riesgos, como enfrentarse a situaciones en las que se ensucia, golpea o moja. Con la temporada de lluvias en marcha, es esencial saber cómo reaccionar si el agua entra en contacto con tu dispositivo. Sin embargo, en momentos de crisis, es igualmente importante conocer qué acciones evitar para no empeorar la situación.

Si tu celular se moja, es crucial no agitarlo ni moverlo, según señala Huawei en su Centro de Ayuda. Esto evitará que el agua penetre más en el dispositivo. No recurras a fuentes de calor como secadoras o hornos para secar tu teléfono, ya que esto podría agravar el problema, advierte la compañía. Encender el celular mojado también es una mala idea, ya que puede dañar los componentes internos. Siguiendo las indicaciones de soporte técnico de tu compañía, podrás tomar medidas más adecuadas.

Cuando el agua afecta tu dispositivo, lo sensato es identificar el líquido y apagarlo de inmediato, de acuerdo con Huawei y Samsung. Luego, se recomienda secar la superficie con un paño limpio o una toalla seca, y retirar elementos extraíbles como la tarjeta de memoria, la tarjeta SIM y la batería, si es posible. Para una solución efectiva, es aconsejable acudir a un centro de servicio autorizado por la respectiva compañía de teléfonos, como indican ambas empresas. En resumen, evita movimientos bruscos y fuentes de calor, sigue las pautas de soporte técnico y toma medidas como secar y buscar asistencia en centros de servicio, protegiendo así tu valiosa inversión tecnológica.