La preocupación por la recopilación y el uso de datos personales ha centrado la atención en Facebook en la era digital actual. La red social fundada por Mark Zuckerberg en 2004 se ha convertido en un gigante tecnológico que abarca múltiples aplicaciones, como Instagram y WhatsApp, lo que le proporciona un acceso amplio a los datos de los usuarios.

El proceso de recopilación de datos es extenso y complejo, incluyendo el seguimiento de la actividad en línea de los usuarios y la obtención de información demográfica y de ubicación para crear perfiles detallados.

La preocupación real radica en el uso que Facebook hace de esta información. Aunque la empresa afirma que utiliza los datos para mejorar la experiencia del usuario y ofrecer anuncios más relevantes, ha habido acusaciones de que se utilizan para influir en la opinión pública y las elecciones, como en el caso de Cambridge Analytica.

Facebook ha compartido datos con terceros en el pasado, lo que ha generado preocupación sobre la privacidad y la seguridad de los usuarios. A pesar de las medidas para limitar el acceso de terceros, el problema persiste.

La empresa ha establecido acuerdos con anunciantes y empresas para compartir información que les permita llegar a audiencias específicas. También se han planteado preocupaciones sobre la cooperación de Facebook con gobiernos y agencias de inteligencia en la vigilancia en línea.

Para proteger tus datos personales en la era digital, considera estas medidas clave:

  1. Configura la privacidad en tus perfiles: Revisa y ajusta la configuración de privacidad en redes sociales como Facebook para controlar quién puede ver tu información y publicaciones.
  2. Utiliza autenticación de dos factores (2FA): Habilita la autenticación de dos factores siempre que sea posible para agregar seguridad adicional a tus cuentas.
  3. Revisa las aplicaciones conectadas: Verifica las aplicaciones y sitios web a los que has dado acceso en tu perfil de Facebook y revoca los permisos no necesarios.
  4. Mantén tus dispositivos actualizados: Actualiza tus dispositivos y software con regularidad para protegerlos contra vulnerabilidades conocidas.
  5. Cuidado con el phishing: Sé cauteloso con correos electrónicos o mensajes sospechosos y verifica la autenticidad de las fuentes antes de proporcionar información personal.
  6. Contraseñas sólidas: Utiliza contraseñas fuertes y únicas para tus cuentas en línea, y considera el uso de un administrador de contraseñas.
  7. Educación continua: Mantente informado sobre las últimas amenazas en línea y las mejores prácticas de seguridad.
  8. Navegación segura: Utiliza conexiones seguras (HTTPS) al navegar por sitios web y evita redes Wi-Fi públicas no seguras.
  9. Actualiza tus permisos de ubicación: Revisa y controla qué aplicaciones tienen acceso a tu ubicación y concede permisos solo a las necesarias.
  10. Mantén un respaldo: Realiza copias de seguridad regulares de tus datos importantes para protegerlos contra pérdidas o ataques de malware.