Huawei ha reconocido que nadie puede protegerse por completo de los ciberataques. Fernando Lui, presidente de Huawei Cloud Latinoamérica, declaró en el foro Cloud LATAM Partner Summit 2023 que incluso la propia empresa podría verse afectada en algún momento. La seguridad de los datos de los usuarios es una preocupación creciente en América Latina, donde el acceso a la información es cada vez más sencillo. En 2022, la región de América Latina y el Caribe sufrió más de 360,000 millones de intentos de ciberataques, con México como el país más afectado, según datos de la empresa de ciberseguridad Fortinet.

A medida que la digitalización avanza, los ciberataques también aumentan. El robo de datos personales a través de servicios de comunicación y financieros es uno de los principales desafíos para los operadores de telecomunicaciones y las empresas tecnológicas. Los hackers y la delincuencia organizada explotan las vulnerabilidades de aplicaciones, redes, sistemas operativos y hardware para obtener información que luego se utiliza para cometer delitos.

La red de telecomunicaciones 5G es, en principio, más segura que sus predecesoras, ya que se conecta a un sistema de firewall que reconoce dispositivos y proporciona identidades e incluso encriptación. Sin embargo, el año pasado, el 70% de las empresas de telecomunicaciones sufrieron hasta seis ataques de ciberseguridad en sus redes 5G, incluyendo empresas de México, Brasil, Colombia y Chile, según la Encuesta de Seguridad Gestionada 5G 2022 de la consultora GlobalData.

El directivo de Huawei explicó que los ataques a las operaciones de las compañías hacen que sean menos eficientes y competitivas, por lo que se requiere de nuevos servicios que permitan blindar los activos de sus clientes. Huawei ha implementado la encriptación de la información como una de las innovaciones para proteger la información y también promueve el uso de la nube como una opción más segura para almacenar datos y archivos.

Huawei anunció que este año estará lista la ampliación de su red de la nube, a través de dos zonas de disponibilidad en Centros de Datos en México, una en Brasil y otra en Chile, lo que evidencia el crecimiento y apuesta de la empresa en este segmento de negocio.