Al preocuparnos por la seguridad de nuestra información en Instagram, una solución efectiva es establecer una contraseña de acceso a la aplicación. Esta medida protege nuestros chats y el historial de miradas no deseadas.

Para usuarios de iPhone, el proceso es simple: acceder a «Ajustes», seleccionar «Tiempo de uso», establecer una contraseña segura y activarla para Instagram. Así, solo con esta clave se podrá acceder a la aplicación.

En dispositivos Android, las opciones varían según la marca. Desde Xiaomi hasta Huawei, las instrucciones son similares: entrar en «Ajustes», seleccionar «Seguridad» o «Contraseña», y activar el bloqueo para Instagram. Es esencial elegir una contraseña fuerte pero fácil de recordar.

Para aquellos que buscan más funciones de privacidad, existen aplicaciones como AppLock y Xlock. Estas permiten proteger Instagram con contraseña o huella digital, e incluso capturar fotos de intrusos que intenten acceder sin autorización.