La Inteligencia Artificial vuelve a destacar al detectar un asteroide denominado 2022 SF289, que se encuentra en proximidad cercana a la Tierra.

Este cuerpo celeste, de naturaleza rocosa, tiene una longitud aproximada de 200 metros, según informa el algoritmo HelioLinc3D.

El asteroide está programado para acercarse a una distancia de aproximadamente 225,000 kilómetros de la Tierra, una cifra inferior a la distancia de la Luna a nuestro planeta, que es de 380,000 kilómetros.

El algoritmo HelioLinc3D se concibió con el propósito de identificar asteroides que puedan presentar un peligro potencial al aproximarse a la Tierra.

Los asteroides son objetos rocosos y metálicos que orbitan en torno al Sol en el espacio. Son remanentes del proceso de formación del sistema solar y consisten principalmente en roca, metal y polvo.

Estos objetos varían en tamaño, desde pequeñas piedras hasta cuerpos de gran envergadura como el famoso asteroide Ceres, el objeto más grande en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

Además, los asteroides pueden tener formas irregulares y trayectorias diversas. Algunos orbitan en regiones cercanas a la Tierra, lo que podría suponer una amenaza si su trayectoria los lleva lo suficientemente cerca de nuestro planeta.

Cuando los asteroides ingresan a la atmósfera terrestre y se consumen debido a la fricción, se les llama meteoroides. Si un meteorito llega a la superficie terrestre, se le denomina meteorito.

El estudio de estos cuerpos celestes resulta fundamental para comprender la historia y la evolución del sistema solar, así como para evaluar el riesgo que algunos de estos objetos podrían representar para la Tierra en el futuro.