Apple se prepara para lanzar el iPhone 15 con una importante novedad: la eliminación del puerto Lightning en favor de un puerto USB estándar. Esta modificación representa un cambio significativo en la estrategia de carga de la empresa, que durante años se había mantenido fiel a su conector Lightning.

La entrada Lightning ha sido una característica icónica de los dispositivos iPhone desde 2012, pero ahora Apple busca estandarizar su conectividad al adoptar el puerto USB-C estándar. Este movimiento tiene como objetivo mejorar la experiencia de carga, que muchos usuarios consideraban incómoda con el antiguo conector.

Este cambio se produce en respuesta a la solicitud y la presión ejercida por la Unión Europea para unificar los estándares de carga y datos en los dispositivos electrónicos. La adopción del USB-C estándar facilitará la conectividad para los usuarios del iPhone 15 y les permitirá utilizar cables USB-C comunes.

La ventaja clave del USB-C radica en su versatilidad, ya que permite una carga más rápida y una transferencia de datos más eficiente en comparación con el conector Lightning anterior. Con esta modificación, Apple busca mantenerse alineada con las tendencias de la industria y mejorar la experiencia general de sus usuarios.