Meta planea ofrecer planes de pago en Instagram y Facebook para permitir a los usuarios de la Unión Europea (UE) utilizar estas plataformas sin anuncios, como parte de sus esfuerzos por cumplir con las regulaciones de protección de datos de la UE. Estos cambios se producen en respuesta a las nuevas regulaciones, como la Ley de Servicios Digitales (DSA), que prohíbe la presentación de anuncios basados en datos personales de menores. También se espera que estas opciones de pago ayuden a cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE.

Meta, la empresa matriz de Facebook e Instagram, planea ofrecer a los usuarios de la UE la opción de suscribirse a planes de pago que les permitan utilizar estas plataformas sin publicidad. Sin embargo, aún se desconoce el precio que Meta planea aplicar a estas suscripciones.

El objetivo de esta iniciativa es adaptarse a las regulaciones de la UE y permitir que los usuarios continúen utilizando Facebook e Instagram, al tiempo que cumplen con las restricciones de publicidad basada en datos impuestas por las nuevas regulaciones. A pesar de estas opciones de pago, Meta seguirá ofreciendo versiones gratuitas de sus plataformas con anuncios en la UE.

La influencia de las regulaciones de la UE en las tecnologías y servicios digitales se ha vuelto evidente, y Meta está trabajando para ajustarse a estas regulaciones, lo que ha llevado al retraso en el lanzamiento de su aplicación Threads en la UE debido a cuestiones de protección de datos. En julio, Meta comenzó a bloquear el acceso a Threads para todos los usuarios de la UE, incluso a través de conexiones VPN.