A pesar de que Nintendo Switch lleva más de seis años en el mercado, sigue siendo una de las consolas más vendidas, gracias a la continua producción de videojuegos por parte de la compañía. Recientemente, se ha lanzado una nueva actualización de software, la versión 18.0.0, que introduce mejoras esperadas por los usuarios.

Esta actualización incluye cambios como la ampliación del tiempo de suspensión automática cuando la consola no está en uso y la adición de nuevos idiomas al video de controles parentales. Además, se han realizado mejoras generales en la estabilidad del sistema para garantizar una experiencia de usuario óptima.

Entre las novedades destacadas se encuentra la opción de suspensión automática de «15 minutos» al reproducir en TV, la incorporación del idioma coreano al video introductorio de controles parentales y mejoras en la estabilidad del sistema. Aunque son cambios menores, son bien recibidos por los usuarios para mejorar la experiencia de juego.

Aunque los usuarios han expresado el deseo de una interfaz personalizable similar a la de la 3DS, parece que Nintendo ha optado por mantener la simplicidad en los menús. Se espera que la empresa continúe centrando sus esfuerzos en el próximo lanzamiento de una nueva consola prevista para el 2025.