Según informes de Financial Times, el director ejecutivo de OpenAI, Sam Altman, y el diseñador Jony Ive, ex de Apple, están colaborando en el desarrollo de un dispositivo móvil comercial para interactuar con la inteligencia artificial (IA). Este sería el primer dispositivo de este tipo por parte de OpenAI. El objetivo es crear una experiencia más natural e intuitiva en la interacción con la IA, similar al impacto que tuvo la pantalla táctil del iPhone de Apple.

Para esta empresa conjunta, Altman ha recurrido al estudio de diseño LoveFrom, establecido por Ive en San Francisco después de dejar Apple en 2019. Además, el fundador de Softbank, Masayoshi Son, está involucrado en las discusiones, tanto por el posible uso de chips ARM como por el respaldo financiero. Se rumorea que Softbank estaría dispuesto a invertir más de mil millones de dólares en la creación de una nueva compañía dedicada a este proyecto.

Aunque los encuentros se describen como «serios», hasta el momento no se ha llegado a un acuerdo definitivo. Las partes involucradas han optado por no hacer comentarios al respecto.