En la actualidad, el constante uso de dispositivos móviles se ha convertido en una práctica común, y apagar el celular puede parecer olvidado por muchos. No obstante, expertos en ciberseguridad argumentan que este sencillo hábito puede ofrecer importantes ventajas en cuanto a la privacidad de los usuarios.

La protección contra ciberataques se presenta como uno de los principales motivos para apagar el celular al menos una vez al día. El primer ministro de Australia, Anthony Albanese, respalda esta recomendación, subrayando la necesidad de tomarse cinco minutos al día para apagar el dispositivo, independientemente de si es de noche o en momentos cotidianos como el cepillado de dientes. Albanese sostiene que esta medida puede contribuir a salvaguardar a los usuarios de las amenazas cibernéticas.

No solo Australia, sino también la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos respalda esta práctica, aconsejando apagar el teléfono al menos una vez a la semana. Argumentan que esto puede prevenir el phishing y los ataques Zero-click Exploits, formas de ciberataque que pueden instalarse automáticamente en el dispositivo del usuario. A pesar de estos beneficios, los expertos recuerdan que apagar el celular no garantiza una protección completa contra amenazas persistentes, por lo que también enfatizan la importancia de revisar con detenimiento las aplicaciones instaladas y los permisos otorgados para mantener una mayor seguridad digital.