Samsung presenta en IFA 2023 su avance tecnológico, The FreeStyle, un dispositivo de proyección que busca eliminar la necesidad de un espacio dedicado para su uso. La segunda generación de este producto, lanzada el pasado agosto, ha permitido combinar dos proyectores para lograr una experiencia de visualización panorámica de 160 pulgadas y vertical de 120 pulgadas.

La novedad anunciada por la compañía coreana radica en su plan para ofrecer un formato aún más grande, de 200 pulgadas, al utilizar simultáneamente cuatro proyectores. Este sistema permitirá a los usuarios proyectar contenido en cualquier superficie, sin necesidad de una pared lisa y blanca, superando las limitaciones tradicionales de la proyección.

El funcionamiento de estos cuatro proyectores es intuitivo: con un simple botón, se detecta automáticamente la ubicación de las imágenes del proyector y se superponen sobre el área elegida para completar la imagen gracias a un sensor de imagen. Además, se utiliza un algoritmo de calibración de la distorsión para corregir posibles fallos en la imagen y extraer las características de la superficie de proyección.

Lo destacable de esta tecnología es su versatilidad, ya que los proyectores The FreeStyle pueden utilizarse sobre superficies rugosas o no uniformes, como cortinas o esquinas de techos, ofreciendo una proyección nítida del contenido deseado en cualquier momento y lugar.

Además de esta innovación, Samsung también ha presentado otras novedades relacionadas con Samsung SmartThings, como la aplicación Samsung Food, que permite buscar y compartir recetas, así como realizar compras. La compañía sugiere que esta avanzada tecnología de proyección estará disponible para los consumidores a partir del año 2024.