Las robollamadas son llamadas telefónicas automatizadas realizadas por un software de marcado automático. Pueden manifestarse de varias maneras: desde marcar y no decir nada hasta reproducir un mensaje pregrabado o una voz ejecutada por un robot.

¿Por qué pueden ser un problema?

Estas llamadas representan una forma de phishing, donde los estafadores intentan engañar a las personas para obtener dinero o información personal haciéndose pasar por organizaciones gubernamentales o empresas privadas. La Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos advierte sobre el riesgo de confiar en el identificador de llamadas, ya que los estafadores pueden falsificar la información que se muestra.

¿Cómo protegerte de ellas?

Para evitar caer en estas estafas, es importante seguir algunas recomendaciones:

  • No responder a números desconocidos.
  • Evitar interactuar con el operador en caso de haber contestado la llamada.
  • No proporcionar información personal, ya que las robollamadas suelen hacerse pasar por instituciones gubernamentales o empresas privadas.
  • Colgar rápidamente si se sospecha que se trata de una llamada no deseada.