Setapp, la primera tienda de aplicaciones alternativa a la App Store, está programada para su lanzamiento en abril en los iPhones. MacPaw, una empresa ucraniana, está detrás del proyecto y ha revelado que la plataforma estará disponible una vez que la versión 17.4 del sistema operativo de Apple se implemente en Europa. Esta iniciativa marca un hito al poner fin al monopolio de la App Store de Apple en la región, siendo hasta ahora la única tienda de aplicaciones disponible en iOS.

Setapp ofrece a los usuarios acceso a una colección de aplicaciones por una tarifa mensual de 9.99 dólares. Según sus creadores, estas aplicaciones han sido seleccionadas cuidadosamente después de un exhaustivo proceso de evaluación. Aunque Setapp ya está disponible para macOS, su versión móvil llegará en fase beta, permitiendo a los usuarios acceder a programas diseñados para ambos sistemas operativos con una sola suscripción.

Oleksandr Kosovan, CEO de MacPaw, afirma que la promesa de Setapp es proporcionar programas y herramientas que mejoren la productividad, fomenten la creatividad y amplifiquen el impacto de los usuarios.

El debut de Setapp en iOS se ve facilitado por la Ley de Mercados Digitales (DMA), aprobada por la Comisión Europea en noviembre de 2022 y que entró en vigor en mayo del año pasado. Esta legislación exige que los sistemas operativos permitan la instalación de tiendas de aplicaciones diferentes a las del fabricante y el uso de opciones alternativas de pago para las compras in-app.

En respuesta a la DMA, Apple ha anunciado modificaciones en iOS, Safari y la App Store para cumplir con estas normativas. Sin embargo, estas adaptaciones han generado críticas debido a las condiciones impuestas por la compañía, incluyendo una comisión del 10% sobre las transacciones en aplicaciones y una tarifa adicional del 3% por el uso del procesamiento de pagos de la firma.

Apple también ha establecido una «Cuota por Tecnología Básica», donde los programas deberán pagar una tarifa de 0.50 euros por cada primera instalación anual una vez que superen el umbral de un millón de descargas, tanto desde la App Store como desde tiendas alternativas.

A pesar de las críticas, Apple sostiene que estas medidas buscan proteger a los usuarios del aumento de amenazas a la privacidad y la seguridad que puede traer consigo la apertura a tiendas de aplicaciones alternativas, asegurando que su prioridad sigue siendo crear la mejor y más segura experiencia posible para sus usuarios en Europa y en todo el mundo.