El Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas está siendo testigo de una innovación destacada: la aplicación de la tecnología E-Ink o tinta electrónica para personalizar dispositivos, como es el caso de un smartphone que puede cambiar su diseño en cuestión de segundos. Este dispositivo permite modificar el color y aplicar distintos patrones en la parte trasera, brindando a cada usuario la posibilidad de personalizar su móvil de manera única. La característica distintiva es que la parte trasera de estos teléfonos se vuelve 100% personalizable.

En el marco del CES 2024, Infinix ha presentado su innovadora tecnología Infinix E-Color Shift, diseñada para romper las barreras de diseño convencionales. Esta tecnología permite a los usuarios personalizar la parte trasera de su smartphone mediante un panel de tinta electrónica que se encuentra debajo de la carcasa. La implementación de esta tecnología ofrece una experiencia visual única, aportando dinamismo y versatilidad al diseño del dispositivo.

Aunque la tinta electrónica es conocida por su uso en dispositivos de lectura como los Kindle de Amazon, su aplicación en smartphones era considerada poco práctica para aspectos multimedia. Sin embargo, para la parte trasera de un teléfono, la tinta electrónica se revela como un recurso estético fascinante. Además, su eficiencia energética es notable, ya que consume prácticamente nada de energía al mantener imágenes estáticas, activándose solo al realizar cambios.

Infinix, parte de la corporación Transsion, destaca como una marca en crecimiento, aunque no tan conocida en el mercado europeo. Con un enfoque especial en el mercado asiático y en economías emergentes, Infinix ofrece dispositivos de gama de entrada y media. La tecnología E-Ink Prism 3 de Infinix abre nuevas posibilidades de personalización en la parte trasera de los móviles, mostrando un claro avance en diseño y una respuesta positiva en mercados en desarrollo que buscan opciones accesibles y duraderas en tiempos de recesión.