En un mundo cada vez más consciente de las cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), la tecnología y los datos emergen como herramientas cruciales. La tecnología inteligente y el análisis de datos brindan información que puede impulsar acciones concretas y orientadas a resultados en la transformación ESG de las empresas.

Los datos, al recopilar y analizar información a gran escala, nos permiten comprender en profundidad nuestro impacto en el planeta y en la sociedad. Los dispositivos inteligentes y los centros de datos habilitan iniciativas enfocadas en ESG.

En el sector de la salud, la telemedicina es un ejemplo de cómo la tecnología acerca a los médicos a las personas de manera remota, mientras que los datos ayudan a abordar enfermedades específicas y mejorar la salud pública.

El enfoque basado en datos y la tecnología inteligente identifican patrones, aprovechan la inteligencia artificial y apoyan los esfuerzos de sostenibilidad, responsabilidad social y gobernanza.

A pesar del interés en los datos, muchas empresas no aprovechan su potencial. Según un estudio de Lenovo, solo el 23% de las empresas está preparado para gestionar y utilizar los datos de manera efectiva.

El uso de dispositivos inteligentes también puede tener un gran impacto en la resolución de problemas sociales y la inclusión de comunidades. Un ejemplo es el proyecto «Work for Humankind» que mejoró la conexión de internet y proporcionó dispositivos móviles en una remota isla chilena, transformando la vida de sus habitantes y apoyando esfuerzos de conservación.

La combinación de datos y tecnología inteligente se revela como una poderosa herramienta en la búsqueda de soluciones efectivas para los desafíos de ESG en el mundo actual.