Telefónica se ha unido a Starlink, la constelación de satélites de SpaceX dirigida por Elon Musk, en un esfuerzo por transformar el acceso a Internet para las empresas. Esta alianza marca un hito en las telecomunicaciones al introducir una oferta de Internet de alta velocidad diseñada específicamente para satisfacer las necesidades globales de las empresas. La colaboración comenzará en México y se expandirá posteriormente a España, posicionando a México como el epicentro de esta iniciativa en América Latina.

A través de Telefónica Global Solutions (TGS), la división de la compañía española, se planea combinar la amplia gama de servicios de Telefónica con la tecnología satelital de Starlink. Además de la conectividad de alta velocidad, esta colaboración también ofrecerá servicios de telefonía y centros de datos. El enfoque se centra especialmente en mejorar la cobertura en áreas rurales donde la conectividad ha sido históricamente un desafío.

La propuesta tiene como objetivo llevar la conectividad a regiones remotas y desfavorecidas, impulsando el crecimiento económico y la innovación. Se espera que esta alianza catalice el desarrollo de proyectos de conectividad eficientes. La fase inicial se ha iniciado en México y se prevé una expansión gradual a países como Perú, Colombia, Chile y Brasil en el transcurso de 2023. Este paso promete transformar la forma en que las comunidades y las empresas acceden y utilizan Internet, abriendo nuevas oportunidades de desarrollo y colaboración en áreas previamente desconectadas.