En un mercado saturado de dispositivos, surge el Minimal Phone, un teléfono móvil que abraza el minimalismo y la preocupación por el medio ambiente. Equipado con un teclado físico y una pantalla de tinta electrónica, este dispositivo busca diferenciarse ofreciendo funcionalidades básicas compartidas con otros smartphones.

La pantalla de tinta electrónica no solo proporciona una experiencia visual amigable y descansada, sino que también contribuye a limitar el uso prolongado de redes sociales. A pesar de su enfoque minimalista, el teléfono permite realizar llamadas, escuchar música y descargar aplicaciones gracias a su sistema operativo MinimalOS, basado en Android.

Con una batería de 4.000 mAh, el Minimal Phone ofrece hasta 4 días de autonomía y carga rápida, recuperando un 80% de la batería en media hora. Según el fundador de la compañía, Andre Youkhna, el dispositivo será compatible con Android Auto y se lanzará una campaña de financiación a principios de febrero de 2024, con precios aproximados de 400 dólares y opciones de financiamiento.

El Minimal Phone destaca por su compromiso ambiental, con materiales sostenibles, una alta calidad de construcción y exploración de compatibilidad con la red 5G. Su diseño compacto de 72 mm de ancho, 120 mm de altura y 10 mm de grosor lo convierte en una alternativa atractiva para aquellos usuarios preocupados por la sencillez y la sostenibilidad.