WhatsApp, la aplicación de mensajería líder a nivel mundial, continúa su constante evolución mediante actualizaciones frecuentes. Sin embargo, una nueva función en desarrollo ha generado atención debido a su capacidad para bloquear cuentas que infrinjan ciertas normativas.

Los desarrolladores de WhatsApp están trabajando en una función de restricción de cuentas dirigida a combatir el abuso de usuarios que violen las políticas de la aplicación. Esta medida afectará a aquellos que envíen mensajes automatizados de baja calidad, SPAM u otras prácticas similares.

El bloqueo será temporal y no definitivo, con el propósito de limitar el uso de la aplicación sin interrumpir por completo la comunicación. Los usuarios cuyas cuentas sean bloqueadas no podrán iniciar nuevos chats, pero podrán enviar y recibir mensajes en chats y grupos ya existentes.