En un mundo donde WhatsApp se ha convertido en el eje central de nuestras comunicaciones diarias, muchos se han cuestionado si es posible utilizar esta aplicación sin la necesidad de una conexión a internet. Con más de 2 mil millones de usuarios mensuales, el temor de quedar incomunicados ante la falta de datos móviles o conexión Wi-Fi es una preocupación legítima.

Afortunadamente, para aquellos que han enfrentado la angustia de estar sin señal en momentos cruciales, hay una solución emergente. Un «hack», por llamarlo de alguna manera, promete permitir a los usuarios enviar y recibir mensajes en WhatsApp sin depender de una red WiFi o datos móviles.

La clave detrás de esta revolucionaria función es una herramienta conocida como Proxy. Esta alternativa de conectividad opera a través de una red de voluntarios que facilitan una comunicación libre y segura. Es importante destacar que, gracias a las medidas de seguridad implementadas por Meta, la compañía matriz de WhatsApp, los usuarios pueden confiar en que su información personal y conversaciones permanecerán protegidas de cualquier intromisión indeseada.

Para aquellos que deseen probar esta función, el proceso es sencillo:

  1. Asegúrate de tener la versión más reciente de WhatsApp.
  2. Entra a la sección de “ajustes” o “configuración” dentro de la aplicación.
  3. Selecciona «almacenamiento de datos» y activa la opción de «Proxy».
  4. Introduce la dirección de Proxy correspondiente y guarda los cambios.

Si todo va según lo previsto, un indicador verde confirmará que la conexión ha sido exitosa. Sin embargo, es posible que algunos usuarios encuentren restricciones y deban probar con diferentes direcciones Proxy.

Más allá de la innovación que esto representa, es esencial resaltar el compromiso de WhatsApp con la seguridad. El uso de Proxy en la aplicación no interfiere con el cifrado de extremo a extremo, garantizando que las comunicaciones de los usuarios permanezcan privadas y alejadas de miradas indiscretas. En resumen, esta nueva característica no solo amplía las posibilidades de comunicación, sino que también refuerza el compromiso de la plataforma con la privacidad y seguridad de sus usuarios.