La red social X, previamente conocida como Twitter, ha actualizado su política de privacidad para permitir la recopilación de información biométrica de los usuarios, junto con su historial laboral y educativo. Estos datos podrían proceder de la información proporcionada por el usuario, su actividad en la plataforma X y fuentes externas, según los servicios digitales que utilice. La empresa ha desglosado estas categorías en su nueva política de privacidad, que será efectiva a partir del 29 de septiembre, y señala que la información biométrica se recopilará con el consentimiento del usuario y se empleará para fines de seguridad e identificación. Además, la plataforma también implementará una función para que las organizaciones verificadas publiquen ofertas de trabajo directamente en la plataforma.

La red social X ha actualizado su política de privacidad, permitiendo la recopilación de información biométrica y datos laborales y educativos de los usuarios. Esta información puede provenir de los datos proporcionados por el usuario, su actividad en la plataforma X y fuentes de terceros. La nueva política, que entra en vigor el 29 de septiembre, especifica que la información biométrica se recopilará con el consentimiento del usuario y se utilizará para propósitos de seguridad e identificación. Además, la plataforma planea introducir una función que permitirá a las organizaciones verificadas publicar oportunidades de trabajo directamente en la plataforma.